.WORN N°27. Another brick in the wall

 El título del post de hoy engloba varias explicaciones sobre la entrada y sobre como me siento últimamente. 
 Para empezar el primer aspecto es obvio: por un lado (aunque sobre esta explicación) hago referencia al fondo de mis fotos, la pared de ladrillo que conforma mi casa (lo cual me encanta, estéticamente hablando). Esto va unido a mi inercia al vestirme: aunque todos los colores conviven en mi armario, siempre tiendo a elegir colores que me "camuflan". La mayoría de las veces me visto de verde, de marrón, de negro, de gris, de azul oscuro....colores no saturados. Son los colores que predominan en mis prendas y que además me hacen sentir muy cómoda conmigo misma. 
 Por otro lado está mi estado espiritual en el último mes. Me siento como un ladrillo más en la pared, tanto dentro como fuera del blog.
Dentro del blog soy un ladrillo más porque en gran medida publico mis modelitos del día, como cientos y millares de personas en este mundo siguiendo la corriente fashion-blogger, o todavía más acertado, la corriente Ego-blogger. Soy un ladrillo más porque mi forma de vestir no es innovadora u original, es simplemente mi forma de vestir. Sencilla, cómoda, práctica. Soy un ladrillo más porque en vez de poner más voluntad en comunicar mis pensamientos individuales, los que me diferencian de la mayoría, pongo voluntad en hacer algo que todo el mundo hace y que además, siendo honestos, es algo fácil de realizar.
Fuera del blog soy un ladrillo más porque, como todo el mundo, mis energías están puestas en conseguir crear algo que me haga sentir realizada. Soy un ladrillo porque tan solo busco la aceptación ajena (la del resto de los ladrillos que me rodean) para poder sentir dicha dentro de mí. Quiero tener amigos verdaderos, sentirme querida, sentirme aceptada en mi entorno. En el mundo real soy un ladrillo más porque yo, como cientos de inmigrantes, quiero adaptarme a esta sociedad ya que he venido, me ha gustado y pretendo quedarme. Y para conseguirlo tengo que hacer lo mismo que todos los demás ladrillos: aprender la lengua, adaptar mis costumbres, comprender las gentes que pertenecen a esta cultura...
Por sentirme como una ladrillo es por lo que últimamente no estoy muy inspirada en el blog. No surge el deseo de compartir información si dicha información no nos resulta relevante, interesante, especial o personal. Y aunque no es del todo cierto lo que acabo de decir, porque la verdad es que últimamente he tenido muchas visiones estéticas, han resultado ser deleite personal e íntimo. Estoy sorprendida de esto ya que cuando tengo un pensamiento que me inspira, lo primero que deseo es compartirlo con el que está al lado.
 En resumen, una se pasa la vida sintiendo que necesita sentirse especial, pero la verdad es que por muy especial y peculiar que seas, no eres más que otro ladrillo en la pared de la humanidad. Quizás ya va siendo hora de que lo acepte.






Os presento a mi barriga! jajaja


3 comments:

  1. Serás otro ladrillo más pero tu rutina mañanera lo mola todo, Carloti !! TODO !

    ReplyDelete
  2. It's the perfect, slightly mysterious location to go with your black leather jacket and boots.

    ReplyDelete

Beauty is in almost everything around us. This is a blog about beauty from my point of view.