Atmosphere. La última reminiscencia de verano

 El cielo profundo. La arena y el viento. 
Cuerpos felices al sol.

Las paredes blancas, las sombras dramáticas, las flores exóticas. 
Recostados, con aroma de siesta y picaduras en la piel, observamos las hojas del platanero bailar. Inmersos en la ausencia del tiempo, dejamos el calor y la tarde pasar.
Nuestras mentes vagan lentas. Nuestras bocas no conversan. 

Esos recuerdos.
Estar desnudo frente al mar y de espaldas a la tierra.
Oír música lejana, fantasear vidas ajenas.
Improvisar. Sentir el verano. Dejarse llevar.

Experimentar la libre voluntad del cuerpo.







Fotografías de Rosa C.

No comments:

Post a Comment